Electroestimulador muscular

Un electroestimulador muscular es un aparato que envía impulsos eléctricos a los músculos a través de cables y electrodos con el objetivo de obtener una contracción muscular.

ordenados por
Marcas
Precio

¿Qué beneficios tiene el electroestimulador?

Los electroestimuladores mejoran tu rendimiento en el entrenamiento, tonifican y mejoran tu desempeño en el entrenamiento, e incluso ayudan a recuperarse mejor tras realizar ejercicio o haber tenido una lesión.


¿Qué hace un electroestimulador muscular?

Un electroestimulador estimula los músculos mediante impulsos eléctricos transmitidos desde el aparato central a unos electrodos provocando contracciones y hormigueo con el fin de entrenar los músculos, prevenir lesiones y realizar tareas de rehabilitación.


¿Cómo elegir el mejor electroestimulador muscular?

  • Objetivos de uso. Si es para rehabilitación no necesitaremos tanta potencia, ya que los músculos se trabajan a frecuencias bajas. Justo lo opuesto ocurre si queremos un electroestimulador para aumentar la masa muscular o tonificar el cuerpo.
  • Número de cables. Cada cable suele incorporar dos electrodos. Siendo lo común en los modelos con dos cables, lo que permite entrenar dos músculos simultáneamente.
  • Sistema de estimulación. La mejor y más avanzada es la estimulación neuromuscular con tecnología EMS.
  • Zona de uso. En función de la zona del cuerpo, los electroestimuladores pueden incluir una serie de particularidades. Por ejemplo, los electroestimuladores para la zona abdominal vienen con un chaleco.
  • Programas de entrenamiento. Puede incluir programas específicos para trabajar la resistencia, para rehabilitación o tonificar y muscular el cuerpo.
  • Tipo de carga. Es importante ver antes de comprar si el electroestimulador dispone de baterías de litio o por el contrario funciona con pilas.
  • Potencia. La potencia condiciona la frecuencia a la que opera el aparato, a mayor potencia mayor frecuencia.

Mi compra
0 Productos
La cesta está vacía
Total
0,00
Ir al carrito