Cintas de correr plegables, profesionales

La cinta de correr doméstica es la opción perfecta para realizar un completo entrenamiento cardiovascular desde casa o la oficina. Y es que, además de quemar calorías, estarás trabajando pierna, abdomen, glúteos y cadera. ¡Todo esto con un solo ejercicio! Además, la mayoría de modelos de cinta de correr que encontrarás en Powerplanetonline son plegables, para que puedas almacenarlas cómodamente una vez vez hayas acabado tu actividad. Así que, ¡el espacio no será una escusa para no tener una!

ordenados por
Marcas
Precio
Tipo Reacondicionado

¿Qué ejercita la cinta de correr?

Como ya te hemos adelantado, con la cinta de correr estarás ejercitando múltiples grupos musculares, aunque los que más se trabajan son los de las extremidades inferiores al realizar los movimientos de flexión y extensión. Estos son el glúteo y psoas (cadera), cuádriceps e isquitibial (muslo), gastrocnemio, sóleo y tibial anterior (pantorrilla). Por otro lado, la musculatura del core actúa como elemento estabilizador.

¿Qué es mejor una cinta de correr o correr al aire libre?

En comparación con la marcha sobre el suelo, la fuerza del gastrocnemio (flexor de rodilla) al caminar en cinta es mayor, mientras que las fuerzas del recto femoral y vasto (extensor de rodilla) son menores. De esta forma, correr sobre cinta es mejor para personas con degeneración de rodilla o lesiones en los tejidos blandos, ya que permite movimientos articulares más suaves.

¿Qué es mejor la cinta de correr o la bicicleta estática?

Si eres un deportista avanzado y deseas realizar un entrenamiento cardio más intenso, entonces te recomendamos comprar una cinta de correr que, además, permite quemar grasa más rápido que una bicicleta estática.

¿Qué hay que tener en cuenta para comprar una cinta de correr?

  • Potencia del motor: elige una cinta de correr con potencia suficiente para soportar tu peso, aumentar la vida útil del aparato y reducir su consumo energético.
  • Velocidad máxima: otro parámetro fundamental para poder alcanzar tus objetivos. Si ya eres un corredor experto, te recomendamos una máquina que alcance al menos los 12km/h.
  • Grado de inclinación: si tu máquina de correr incluye además la opción de inclinarla, podrás incrementar la intensidad del ejercicio.
  • Amortiguación: también es importante que te fijes en la calidad de fabricación y el sistema de amortiguación que integra, a fin de reducir el impacto de los movimientos en tus articulaciones.
  • Dimensiones: si la vas a usar en casa, es recomendable revisar si la podrás guardar con facilidad. De hecho, si no dispones de mucho espacio, fíjate en si cuenta con diseño plegable.
  • Área de cinta: también es imprescindible que la superficie sea amplia, ya que podrás correr de forma más cómoda y segura sin miedo a tropezar.
  • Consola y programas: de gran ayuda para alcanzar tus objetivos será también una pantalla o consola que indique las métricas de velocidad, distancia recorrida, grado de inclinación, la duración del ejercicio o las calorías quemadas. Algunos modelos de gama alta incluyen incluso monitor de la frecuencia cardíaca e incluso Bluetooth, que te permite vincularla a tu móvil vía APP para revisar tus marcas y comparar tu evolución.

¿Cómo es una cinta de correr plegable?

La cinta de correr plegable puede estar diseñada de varias formas. Muchas de ellas se doblan por la mitad, reduciendo considerablemente su tamaño. De esta forma, podrás guardarla incluso en algún armario.

No obstante, las que son más premium suelen ser también más grandes, aunque se les puede plegar la barra frontal. Así podrás dejarlas en algún hueco o incluso almacenarlas bajo una cama o sofá.

¿Cuánto tiempo se debe hacer en la cinta de correr?

Depende del nivel de intensidad del ejercicio. Lo recomendable es hasta 20 minutos diarios de carrera a intervalos de alta intensidad, un mínimo de 30 minutos al trote y al menos 40 minutos si solo caminamos.

Mi compra
0 Productos
La cesta está vacía
Total
0,00
Ir al carrito