Almohadillas eléctricas, almohadillas cervicales y mantas eléctricas

Las almohadillas eléctricas tienen un circuito interno de 24V que permite regular la temperatura mediante un termostato. La temperatura máxima segun la norma CEI vigente no debe superar los 60º. Tanto las mantas eléctricas como las amohadillas eléctricas tienen un sistema de seguridad que impide el sobrecalentamiento mediante un apagado automático. Las almohadillas cervicales son aquellas que tienen en la parte superior un ajuste que permite agarrar la almohadilla al cuello para centrar y focalizar el calor en la zona cervical.

ordenados por
Marcas
Precio

¿Qué es una manta eléctrica?

Una manta eléctrica es normalmente una extensión de tela rectángular calefactable que puede ser regulada medianete un mando de control. Las mantas eléctricas son perfectas para usar tanto en la cama como en sofás y sillones.  El funcionamiento de las mantas eléctricas es muy sencillo. Entre las dos telas tienen colocadas unos cables de 24 voltios por el que la corriente eléctrica va circulando y generando un agradable calor. Este calor puede regularse ajsutando la temperatura del termostato, teniendo en la mayoría de los modelos varios niveles de calor.


¿Cuánto tiempo se puede usar una manta eléctrica?

Las mantas eléctricas pueden usarse normalmente un máximo de 180 minutos, ya que los sistemas de seguridad suelen activarse trascurridos este tiempo para evitar sobrecalentamientos en el sistema y el circuito eléctrico. Las mantas eléctricas tiene una limitación del calor que pueden emitir para evitiar quemaduras, por lo que son totalmente seguras para dormir con ellas durante el invierno.

Al igual que las mantas eléctricas las almohadillas eléctricas también tienen un sistema de apagado que susele estar establecido a los 90 minutos de uso.





¿Qué tamaños tiene una manta eléctrica?

Los tamaños de las mantas eléctricas van desde los 90-130 cm hasta los 200 cm. El tamaño dependerá del tipo de uso que se quiera usar:

  • Mantas eléctricas para camas: Se recomiendan tamaños desde 150 cm
  • Mantas eléctricas para sofá: se recomiendan los tamaños entre 90 a 150 cm

Si queremos usarlo unicamente para una zona, es recomendable usar almohadillas eléctricas. Ya que tienen un tamaño mucho más reducido y permiten focalizar el calor en una única zona.


¿Para qué se usan las almohadillas eléctricas?

Las almohadillas eléctricas se utilizan para:

  • Aplicar calor sobre una zona del cuerpo: las almohadillas eléctricas se utilizan mucho para dolores mestruales, dolores cervicales o musculares
  • Calentar la cama antes de ir a dormir, se utiliza como antiguamente las bolsas de agua calientes. Se introduce antes de ir a dormir y en el momento de introducirnos en la cama, las sábanas tienen una agradable temperatura que nos ayudará a conciliar el sueño
  • Calentarnos en lugares frios de la casa, si no queremos encender calefactores o radiadores, una forma de mantener nuestro cuerpo a una buena temperatura es el uso de las almohadillas eléctricas.


¿Cuál es la mejor almohadilla eléctrica?

La mejor almohadilla eléctrica tiene que tener las siguientes características:

Regulable en temperatura, para poder subir o bajar el termostato dependiendo de la temperatura de nuestro cuerpo o la habitación

Tacto agradable, las mantas o almohadillas con tacto agradable harán que su uso sea más confortable, las hay de tela de toalla, de borrego, de materiales suaves imitando la seda, peluche...

Apagado automático, el autoapagado es muy importante a nivel de seguridad, se evitan sobrecalentamientos y además ahorran energia.


¿Qué potencia puede llegar a tener una almohadilla eléctrica?

Las almohadillas pueden tener una temperatura máxima de 60º ya que existe unaregulación que prohibe que los aparatos eléctricos de estas características alcancen una temperatura más alta por seguridad. Las norma CEI vigente establece que una almohadilla o manta eléctrica no puede superar los 60º de temperatura.

Mi compra
0 Productos
La cesta está vacía
Total
0,00
Ir al carrito