Luces traseras para bicicleta

Una de las cosas más importantes en cuanto a circulación es la seguridad vial. Por este motivo, es importante que una luz trasera para bici acompañe a la linterna para bicicleta delantera. Se alimentan mediante batería recargable e incluyen soportes para incluirlas en diferentes lugares. Las luces traseras para bicicleta más habituales son las que se sujetan a la tija, aunque también hay para casco, sillín e incluso para el portaequipajes.

ordenados por
Marcas
Precio

¿Por qué usar luces traseras en bicicleta?

La respuesta es simple: por seguridad. Tanto para ti como para otros conductores. De hecho, la función principal de la luz trasera para bici es permitir que otros conductores nos vean a distancia.

Además, si tenemos en cuenta la normativa, la Dirección General de Tráfico (DGT) recoge el uso obligatorio de luces para bicicletas de carretera entre la puesta y la salida del sol, aunque es recomendable llevarlas encendidas en cualquier momento del día.

Por otra parte, el color de la luz trasera para bici debe ser de color rojo.

¿Qué luz trasera para bicicleta comprar?

Las características clave en las que debemos fijarnos al comprar luz trasera para bici son varias.

Como ocurre con la luz frontal, el flujo lumínico de una luz trasera para bici se indicara en lúmenes. Por lo general, suele bastar entre los 10 y 50 lúmenes para la mayoría de usuarios.

En cuanto a diseño, asegúrate de que la luz trasera para bicicleta es resistente al agua. ¡Imagina que te alcanza la lluvia!

También es interesante que la luz trasera para bici incluya indicador de frenado. La mayoría de modelos suelen intensificar el flujo luminoso en el momento de la frenada. Esto permitirá que otros vehículos puedan mantener la distancia de seguridad con respecto al ciclista.

Mi compra
0 Productos
La cesta está vacía
Total
0,00
Ir al carrito